Canal RSS

El acoso escolar, otro reflejo de la violencia en nuestra sociedad

Uno de cada cuatro escolares españoles de entre 8 y 17 años está en riesgo de padecer secuelas a causa del acoso y la violencia escolar, según ha explicado Iñaki Piñuel, psicólogo especialista en mobbing y acoso escolar.

Este hecho nos muestra la fuerte implantación de la violencia en nuestra sociedad que, como explica Cristina Pulido en la entrevista que publicamos el día 8 de noviembre, es la raíz de problemas como el Internet Grooming.

Iñaki Piñuel ha alertado de la incidencia del acoso escolar en las aulas españolas, donde al menos el 44% de los estudiantes ha padecido alguna situación de maltrato recurrente, según datos recogidos en el Informe Cisneros X sobre Acoso y Violencia Escolar en los que ha colaborado.

El estudio revela que la modalidad más frecuente de bullying es la que se refiere al bloque social (marginación, aislamiento), presente en el 30% de los casos. Le siguen el hostigamiento (21%), la manipulación (20%) y la coacción (17%). La exclusión social (16%), la intimidación (14%), las agresiones (13%) y las amenazas (9%) completan la tabla.

Para Piñuel, prevenir, detectar y detener el acoso cuanto antes es fundamental para evitar el desarrollo de secuelas y trastornos de estrés postraumático que pueden prolongarse y cronificarse llegando hasta la madurez. Las conductas violentas hacia los menores pueden provocar en ellos efectos como riesgo de suicidio o incremento de los niveles de ansiedad grave.

Por ello, el psicólogo recomienda estar atento a la conducta del menor y apoyarle en cuanto sufra algún tipo de acoso. Sobre todo, advierte a las familias sobre el peligro de trivializar o restarle importancia al problema, ya que ello incrementaría la indefensión del niño acosado e internalizaría la culpabilidad del menor paralizándolo, explica Piñuel.

Para prevenir el maltrato desde un principio, los especialistas en bullying han detectado varios signos externos que puede esconder el acoso:

-Irritabilidad

-Problemas psicosomáticos (dolores extraños, cefaleas, dolores de estómago, etc.)

-Repentina resistencia para ir al colegio

-Estados de disociación (no querer hablar del colegio, como mecanismo de defensa)

-Onicogafia (morderse las uñas)

-Cambios repentinos en el humor o en el rendimiento escolar

-Miedo a volver a clase después de días de vacaciones

Algunas de las causas que pueden provocar que en las escuelas se den este tipo de situaciones son:

-Falta de autoestima

-Cambio en las estructuras familiares, lo que conlleva pérdida de autoridad por parte de los padres y falta de espacio y tiempo en la relación-diálogo entre padres e hijos.

-Dificultades sociales económicas y personales de los padres.

-Influencia masiva de información violenta por parte de los medios de comunicación.

-Masificación de las escuelas.

-Reproducción de modelos violentos de compañeros más grandes.

-Visión de la escuela como un espacio de contención.

-Falta de estructuras legales en relación a la violencia adolescente.

-Falta de adaptación de la escuela a la multiculturalidad.

-Crisis de valores de la sociedad.

-Mayor consumo de drogas entre los jóvenes.

-Crisis de autoridad de los maestros.

La educación, así como los medios de comunicación, en este caso, pueden desarrollar un papel clave para promover unas relaciones libres de violencia que, como explicó Cristina Pulido, son la base para conseguir una sociedad más justa y solidaria.

(Datos extraídos de http://www.europapress.es/sociedad/educacion/noticia-25-escolares-encuentran-riesgo-sufrir-acoso-escolar-20111026172808.html, del Informe Cisneros X sobre Acoso y Violencia Escolar y de http://www.septg.org/symposio/sim28/arc28/textos/poster5.htm).

Laura V. Gómez

»

  1. deberian haber mas clases sobre estos temas y menos sobre literatura en las escuelas

    Responder
  2. Gracias por compartir tu opinión con nosotros, Luis, pero creemos que ambos temas son perfectamente compatibles y ampliar la educación sobre el ‘grooming’ no significa tener que reducirla en otras materias.

    Responder
  3. Muy buen articulo. Aunque estoy de acuerdo en muchos puntos, para no decir todos, mi experiencia en el terreno de agresion, intimidacion y hostigamiento que sufri durante 1º y parte de 2º de ESO, me llevo a una norma que al parecer es la unica solucion que se puede aplicar entre los estudiantes: o te respetan, o te haces respetar.. Es triste, sí.. pero por lo que a mi respecta, funcionó. Aun así, si se puede solucionar este tema sin violencia, pues lo prefiero sin violencia.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: