Canal RSS

Las depredadoras sexuales

Publicado en

Viendo la mayoría de la información recolectada en los textos sobre Internet grooming (y sobre pedofilia en general) uno podría pensar que solamente los hombres cometen este tipo de atrocidades, pero no es así. Las pedófilas existen, en un número más reducido que el de sus homólogos masculinos, pero están ahí.

Por lo general, las depredadoras sexuales pasan mucho más desapercibidas debido a la capacidad de manipular las acciones, haciendo que algo que podría parecer mucho más sexual en un hombre, se vea como algo inocente. Este tipo de mujeres distorsionan la realidad para satisfacer sus necesidades personales, mitigando el abuso con cualquier excusa (sobre todo redefiniendo sus actividades como actos de amor totalmente consensuado) y explotando el desequilibrio de poder existente entre las relaciones de adultos y niños, ya que todo el mundo confía, instintivamente, en su madre (o en mujeres similares a ella). Las depredadoras suelen ser mucho más manipuladoras emocionalmente que los hombres porque “realmente” se enamoran del niño (o niña): buscan una amistad profunda, una relación, pasando de los abrazos y las caricias a algo mayor. La mayoría de ellas son cuidadoras, madres, niñeras o profesoras, y sus víctimas, los niños a su cuidado.

Lamentablemente, los casos en los que las agresoras son arrestadas son raros. Hay varios motivos para ello: el principal, es que la mayoría de los menores (o los adultos cercanos a ellos) no consideran peligrosa la actitud de estas mujeres y lo ven como actos de cariño típicos del género femenino. Por otro lado, tenemos lo que se conoce como el Síndrome de la Señora Robinson (nombrado así en honor a la película de 1967 llamada “El Graduado”, en la que la señora Robinson, una mujer casada, intenta tener relaciones sexuales con el hijo –de 21 años–de sus vecinos), por el cual el joven no se ve a sí mismo como una víctima, sino como “un afortunado” al tener los afectos de una mujer mayor que él.

En el campo del Internet grooming, las mujeres no llegan al 25% de los depredadores que utilizan la red para conseguir material mediante coacción. No obstante, Internet se ha convertido en una herramienta muy útil para seguir en contacto con sus víctimas, alimentando así la fantasía de su supuesta relación, y, sobre todo, para buscar a menores dispuestos a mantener una relación amorosa con ellas.

Irina González

»

  1. Soco P.Arias

    Interesante punto de vista. Si pedimos igualdad debe ser por ambas partes y, no se nos puede olvidar, que también las mujeres llevan a cabo actos aberrantes.

    Responder
  2. Es verdad, no me había parado a pensar en que también las mujeres pueden ser pederastas. ¡Muy buen artículo!

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: