Canal RSS

Archivo de la etiqueta: redes sociales

Documental: A un click del peligro

Publicado en

Este interesante documental trata sobre los peligros que acechan en Internet a los menores y sobre las verdaderas intenciones de auténticos criminales pedófilos que, ocultándose tras una identidad falsa, contactan con niños y adolescentes a través de la red con el objetivo de entablar algún tipo de relación sexual, que en ocasiones llega a ser física.

El documental, de la cadena Odisea y de una duración aproximada  de unos 30 minutos, trata casos de pedófilos en Reino Unido que han encontrado en los chats la mejor forma para poder atacar a sus víctimas sin ser vistos y de manera anónima. El documental también nos presenta el caso de varios jóvenes británicos que fueron objetivo de este tipo de prácticas y veremos cómo, en la mayoría de los casos, los padres desconocen los lugares que visitan sus hijos en internet y las personas con las que contactan a través de los chats. Además el documental nos habla sobre plataformas contra éste tipo de abuso, el Internet grooming, de las que ya hemos hablado en nuestro blog con anterioridad, como Think U Know, plataforma liderada por The Child Exploitation and Online Protection (CEOP).

El documental, no recomendado para menores de 7 años, creemos que es una buena manera de ver de una forma visual y directa los peligros que acechan en Internet. No solo desde una perspectiva parental o de docente, sino también creemos que es una buena forma de que los menores vean como esta clase de personas puede atraparte para luego darte cuenta demasiado tarde. Además a lo largo del documental se incide en numerosos consejos destacados con anterioridad en Internet Grooming Denúncialo!

Click en la imagen para ver el documental.

Fuente: Cinetube

Pedro Selva (SelvaPedro en twitter).

Anuncios

‘Cyberamigos’ sí, pero con precaución

Actualmente vivimos en una sociedad totalmente mediatizada y globalizada, lo que nos ofrece posibilidades hasta ahora impensables, como la de conocer a gente de otros países y poder interactuar con ellos en cualquier momento y desde cualquier lugar gracias a las nuevas tecnologías.

Las redes sociales, los foros y los chats, entre otros, nos ofrecen un nuevo espacio donde podemos conocer gente de nuestra edad con gustos e intereses similares a los nuestros. Internet permite a muchos formar nuevos grupos de amigos con quien compartir sus pasiones, a veces simplemente desde su ordenador, y otras, llegando a verse en la vida real. Incluso, cada vez más parejas se conocen on line y deciden después tener un encuentro en persona, experimentando lo que muchos entienden como una nueva forma de romanticismo.

Las ventajas de estas nuevas formas de relacionarnos son bastante obvias pero a menudo nos olvidamos de sus riegos. Desde Internet grooming, ¡denúncialo! intentamos prevenir y concienciar acerca de los abusos sexuales a través de la red, pero son muchos otros los peligros que podemos encontrar si se contacta con desconocidos, sobre todo si se trata de menores, puesto que son mucho más vulnerables. La red permite a cada uno mostrarse como lo desee, por lo que a veces las personas con quien interactuamos pueden no ser quienes dicen realmente. Esto no solamente puede llevar a decepciones y engaños, sino que en el peor de los casos, puede desarrollar una situación de abuso u otro tipo de delitos, como la suplantación de identidad.

Para evitar estas situaciones, los adultos deben saber qué hacen los más pequeños en Internet: con quiénes hablan, de qué los conocen, qué saben de ellos. No es cuestión de controlarlos en todo momento, y menos si se trata de adolescentes, pues se encuentran en un momento muy importante en el que deben definir su personalidad y en el que reivindicarán una mayor libertad y autonomía. Toda persona tiene derecho a su privacidad y ese es un derecho que debe ser respetado por encima de todo.

Ahora bien, es esencial que los menores reciban una buena educación acerca de Internet y que sepan que puede ofrecerles un gran elenco de ventajas, pero también de amenazas. No hay nada malo en conocer gente on line; la sociedad avanza y sus formas de actuar, también. Pero, como en cualquier ocasión, hay que saber prevenir.

Existen espacios en la red destinados a los jóvenes, por lo que será más seguro que naveguen en lugares pensados especialmente para ellos. Además, un buen sistema de seguridad y control de páginas puede ser muy útil a la hora de evitar contenidos no deseados. Otra buena idea es acudir acompañado al primer encuentro en persona que se tenga con gente con quien solamente se ha hablado a través de Internet. Y recordemos que nunca se debe dar información personal a alguien que se acaba de conocer.

Amanda Ramón Torres

Nuevo informe de UNICEF

Hace unos días, el Centro de Investigación Innocenti (IRC) de UNICEF publicó, en Florencia, el informe Child Safety Online: Global challanges and strategies. En este informe, el IRC presenta las amenazas actuales que existen para la seguridad y los derechos de los niños por lo que se refiere a Internet y otras tecnologías.

Uno de los datos que destaca el director del IRC, Gordon Alexander, es la oportunidad que tenemos delante y debemos utilizar  de que hay muchos chicos/as expertos y conscientes de los riesgos que hay en la Red, y estos deberían ser los que ayudasen a los más pequeños a conocerlos y evitarlos. Así pues, según Alexander, varios estudios muestran que los mismos jóvenes o menores se ven como protectores online de otros chicos, y es en esa capacidad de autoprotección en la que debemos poner un poco más de confianza. 

Grooming

Por lo que se refiere al tema del que nosotros, desde Internet grooming, ¡denúncialo!, intentamos informar, el documento cataloga el abuso sexual infantil y el grooming a menores como uno de los riesgos principales que amenazan a los niños y niñas en la Red, además del ciberbullyng o el ciberacoso. De este modo, según los autores de dicho informe -y tal y como algunos expertos nos han contado ya en el blog- los programas públicos de protección de la infancia no han hecho una integración suficiente de esta problemática online. Así como tampoco desde el sector privado existen unas medidas necesarias para proteger los derechos de los más pequeños ya que las empresas tienen miedo de perder competencias o libertades de empresa.

Por otro lado, el estudio amplia la definición del online grooming poniendo como punto de mira la necesidad de engaño que la actual definición exige. Así pues, se amplía la definición a cualquier persona que intente contactar con un@ menor con intenciones sexuales, aunque lo haga abiertamente -es decir, aunque el predador informe literalmente al menor de sus verdaderas intenciones-. El estudio, también concreta que dichas intenciones son, principalmente, el contacto sexual de forma online, generalmente vía webcam, y que genera material que más tarde es compartido con otros, y que sólo en algunas ocasiones lleva o pretende llevar a un encuentro sexual físico.

El informe también detalla los lugares de Internet en los que normalmente se realizan actos de grooming:

  • salas de chat
  • redes sociales online (como Facebook, Twitter, My Space, Tuenti…)
  • servicios de mensajería instantánea (como Messenger, Google Talk…)
La investigación nos otorga, además, algunos datos muy interesantes referentes a los groomer (entendidos así los predadores o pedófilos). Estos, pueden llegar a tener hasta 200 menores en sus listas de amigos en diferentes fases del proceso de grooming (que puede durar desde unos minutos hasta unos meses), y el estudio también detalla que las víctimas más frecuentes suelen ser chicas adolescentes.
El informe también desmiente algunos de los mitos que existen entorno a los ciberacosadores:
  • No suelen ser extraños sinó cuidadores los que generan y difunden las imágenes de los menores.
  • Los groomers no suelen ser hombres mayores que fingen una edad menor para engañar a los menores con mentiras e identidades falsas obligándolos a entregar sus imágenes sexuales. Son, más bien, procesos de seducción en los que el/la menor acaba accediendo a las pretensiones sexuales como un favor voluntario hacia un amigo virtual. Es decir, aunque en ocasiones los groomers mienten sobre su edad o sexo, suelen encajar por lo general en un caso de relación con consentimiento.

Resumen

De una forma más esquemática, los cuatro objetivos que el documento propone, son:

  1. Empoderar a los niños y promover su resiliencia
  2. Acabar con la impunidad de los abusadores
  3. Reducir la disponibilidad del material nocivo de Internet
  4. Promover la recuperación de los niños que han sido víctimas de abusos y otros daños.

Además, el informe menciona algunos datos al respecto de estos problemas:

  • La cifra de imágenes de abuso a menores en Internet es de varios millones.
  • Los niños que aparecen en ellas es probablemente de decenas de miles.
  • La mayoría de las imágenes representan a niñas preadolescentes (desde menos de 1 año a 10), de raza caucasiana.
  • Se observa una tendencia a la baja en la edad de los/as niños/as que aparecen en las imágenes, y a una mayor violencia y explicitud gráfica.
  • Las imágenes cada vez se concentran menos en determinados webs y están más repartidas en su almacenamiento. En esta línea,cada vez se usa más la compartición P2P.
  • Hay muy pocos datos sobre las consecuencias de la exposición de los menores a formas extremas de pornografía fácilmente disponibles online.
  • Está aumentando la preocupación ante casos de adicción a la pornografía entre menores, así como la reproducción entre chicas menores de los estereotipos femeninos de la pornografía, tanto en lo que respecta a la apariencia como a los comportamientos sexuales.
  • Los jóvenes se sienten a menudo más cómodos compartiendo informaciones íntimas o comportándose de una manera sexualizada online que fuera de la Red.
  • Hay un número significativo de adolescentes que están publicando imágenes suyas en la Red de tono sexual. En ocasiones esto da origen a procesos de sextorsión. En otras, atrae a posibles predadores sexuales.
  • Los chicos dicen conocer en general los peligros de la Red, pero creen que son otros los que corren esos riesgos, más que ellos mismos.
  • Con frecuencia no acuden a sus padres cuando tienen problemas, por lo general porque creen que no entienden ese mundo, porque temen que les quiten su teléfono o el acceso a Internet, por amenazas de algún abusador o por simple vergüenza. En el caso de los adolescentes, habitualmente consideran la intervención paterna o materna una interferencia que choca con la tendencia natural de esa edad a comenzar a separarse de los padres en muchos ámbitos de su vida. Sin embargo, hay numerosas pruebas de que la activa implicación y diálogo de los padres es el factor de protección más fuerte que existe en este terreno.
  • El hecho de que los padres pierdan capacidad de vigilar el uso que sus hijos hacen de la Red por el incremento en la conexión móvil (60% de los menores en Japón, p.ej.) supone un reto que requiere modificar las políticas de prevención.
  • A quien acuden en primer lugar los niños con problemas en la Red es a otros niños. Por tanto el informe sugiere apoyar a los niños en esta misión.

(Datos extraidos del Informe Child Safety Online: Global challanges and strategies de UNICEF, y del blog de Pantallas Amigas)

Melian Sanz Porto (en  Twitter: @MelianSP)

Un estudio revela que el 11% de los menores en España accede a contenidos sexuales por Internet

El Informe, llevado a cabo por investigadores del País Vasco y realizado dentro del proyecto europeo EU Kids Online, denota que el 11% de los españoles entre 9 y 16 años ha accedido, a través de Internet, a contenidos de índole sexual. A pesar de la cifra, el estudio, que ha consistido en una encuesta a 25.000 menores de toda la Unión Europea así como a uno de sus padres, demuestra que los menores españoles se posicionan en la cola de la lista en cuanto a la exposición de los peligros de Internet.

La presentación del estudio Riesgos y seguridad en internet: Los menores españoles en el contexto europeo expone que la media de la Unión Europea es del 14%, tres puntos más alta que la española.

Otro de los temas tratados en el informe es el ciberbullying, cifra en la que España también sale mejor parada frente a la media europea. Menos del 5% de españoles encuestados afirman haber sufrido acoso vía Internet, en contraste al 6% de Europa o el 13% de países como Rumanía.

En cuanto al contacto con desconocidos, un 21% de los menores españoles ha agregado a contactos que no conocía personalmente; además, el 9% asegura haber quedado con alguno de estos desconocidos. En Europa la media del 9% se mantiene, mientras que la media de agregar a contactos completamente desconocidos se eleva hasta el 30%.

Por otro lado la recepción de mensajes sexuales afecta a un 9 % de los menores encuestados en España. La cifra en Europa vuelve a subir hasta el 15%.

Otra de las conclusiones a las que lleva el estudio es al desconocimiento existente por parte de los padres en cuanto a este tipo de actividades realizadas por sus hijos. El informe deja entrever que un 80% de los padres asegura que sus hijos son ajenos al porno y al acoso en la Red. Paradójicamente, la mitad de los menores responde de forma afirmativa a esta pregunta.

La encuesta realizada determina la importancia que Internet ha conseguido acaparar en gran parte de la vida de los menores españoles. De forma parecida a sus vecinos europeos, los niños encuestados en España pasan 71 minutos de media conectados y el 60% se conectan a Internet todos o casi todos los días.

El informe acaba destacando la única diferencia remarcable y preocupante de todo el estudio: las menores encuestadas son diez veces más víctimas de ciberacoso que los menores encuestados.

(Datos extraidos de El País)

Pedro Selva (En Twitter: @SelvaPedro)

Entorno legal del Internet grooming

Publicado en

En España el child grooming está penado sólo si la edad del menor es inferior a 13 años

La entrada en vigor de la reforma del Código penal, el 23 de diciembre del año 2010, permitió una nueva regulación en los casos de Internet grooming, entre otros. En el artículo 183 bis) consta lo siguiente:

“El que a través de Internet, del teléfono o de cualquier otra tecnología de la información y la comunicación contacte con un menor de trece años y proponga concertar un encuentro con el mismo a fin de cometer cualquiera de los delitos descritos en los artículos 178 a 183 y 189, siempre que tal propuesta se acompañe de actos materiales encaminados al acercamiento, será castigado con la pena de uno a tres años de prisión o multa de doce a veinticuatro meses, sin perjuicio de las penas correspondientes a los delitos en su caso cometidos. Las penas se impondrán en su mitad superior cuando el acercamiento se obtenga mediante coacción, intimidación o engaño”.

La sentencia supone un avance en los casos de grooming, no obstante el límite de edad no lo es. España fija los 13 años como edad de partida para poder mantener relaciones sexuales consentidas, por lo que a los menores de 14 a 17 años que sufran acoso sexual no se les aplicaría el mismo reglamento. Pero, ¿hasta qué punto los menores de 13 años sufren más Internet grooming que los más mayores?

Para poder registrarse en Tuenti el joven debe tener como mínimo 14 años, si se demuestra lo contrario ese perfil será retirado inmediatamente de la red social. Facebook, que el año pasado tenía como límite los 13 años, también pide mínimo 14 años para formar parte de la plataforma virtual. De esta manera, los adolescentes tienen acceso de forma legal a las redes sociales a partir de los 14 años. Así se muestra en la gráfica publicada en el Informe Riesgos y Seguridad en Internet de EU Kids online:

A pesar del alto porcentaje de acceso a redes sociales en España, el Informe explica que la cantidad de menores entre 9 y 16 años que confiesan haber accedido a contenidos sexuales es inferior (11%) que en el resto de Europa (14%).

Por otro lado, la situación jurídica de los países en cuanto al child grooming varía:

  • En Alemania se pena con privación de libertad de 3 meses a 5 años al que ejerza influencia sobre el menor por medio de la exhibición de ilustraciones o representaciones pornográficas o por dispositivos sonoros de contenido pornográfico o por conversaciones en el mismo sentido.
  • Australia también pena con 15 años de prisión el uso de Internet para buscar actividades sexuales con personas menores de 16 años de edad.
  • En Escocia penan con hasta 10 años de cárcel la reunión con un menor de 16 años después de algunos contactos preliminares a través del chat.
  • En Estados Unidos se prohíbe trasmitir datos personales de menores de 16 años con el fin de cometer delitos de carácter sexual.
  • En Argentina se está llevando a cabo, actualmente, una propuesta de ley para poder regular el grooming.

Así pues, a pesar del avance en algunos países en la regulación del acoso sexual online a menores, aún queda mucho por recorrer. Para poder conseguir un mejor reglamento y una mayor pena para los depredadores que lo practican es necesario dar a conocer al mayor número de personas la creciente existencia de child grooming y, de esta forma, denunciarlo.

(Datos extraídos del Código penal y de http://internet-grooming.net)

Mireia Nicolás Ardanuy

A %d blogueros les gusta esto: