Canal RSS

Archivo de la etiqueta: grooming

AVISO URGENTE

Publicado en

El equipo de Internet grooming, ¡denúncialo! ha detectado que en Hotmail se están robando direcciones de correo. El sujeto que lo lleva a cabo utiliza el nickname Jennifer Ernn*. Además, en el mismo nick aparece un enlace de dudoso contenido y la fotografía que utiliza en el Messenger es una imagen pornográfica de una menor de edad.

Desde Internet grooming, ¡denúncialo! queremos aconsejar que en cuanto encontréis que alguno de vuestros contactos de Messenger utiliza este nickname, le pongáis en NO ADMITIR y en ELIMINAR CONTACTO. Además os advertimos de NO clicar en el enlace que aparece en el nick porqué podría ser un virus.

(*Advertimos que el nikname no es definitivo y es posible que lo suela cambiar).

¡ESTAD ALERTA!

Melian Sanz (en Twitter: MelianSP)

Anuncios

Glosario

Publicado en

Hemos creído conveniente elaborar un pequeño vocabulario que incluye algunos de los términos más usados en nuestro blog, relativos a las nuevas tecnologías y, más específicamente, a los peligros y abusos que pueden sufrir los menores, sobre todo a través de Internet.

 – Chat: Comunicación instantánea a través de Internet entre dos o más personas, de forma pública o privada.

– Chatroom: Sala digital creada específicamente para establecer charlas instantáneas.

– Grooming: Tipo de abuso sexual a menores practicado a través de Internet. Se trata de un proceso lento en el cual el acosador intenta ganarse la amistad de la víctima, a menudo engañándole acerca de su edad real y mostrándose como una persona en quien se puede confiar. El propósito de esta conducta es obtener algún tipo de satisfacción sexual, que suele ser, principalmente, recibir fotografías del menor desnudo pero puede llegar incluso a la planificación de un encuentro sexual donde abusar de la víctima.

 – Groomer: Persona, generalmente adulta, que realiza grooming sobre un/a menor.

 – Pedófilo*: Persona que siente atracción sexual por niños/as y puede llegar a mantener relaciones sexuales con ellos.

 – Pederasta*: Persona que abusa sexualmente de niños o niñas.

 (*Estos dos términos se confunden a menudo)

– Pornografía infantil: Representación visual, descriptiva o sonora de menores de cualquier sexo en conductas sexualmente explícitas, ya sea solos o interactuando con otros menores o con adultos.

Pseudopornografía o pornografía virtual: Material pornográfico donde no se haya utilizado directamente a un/a persona pero que emplea la imagen o voz de una o varias personas reales modificadas mediante programas de diseño 3D.

– Redes sociales: Medio de comunicación online que consiste en una plataforma social que permite tener contacto con personas que mantienen intereses y actividades en común.

Hentai: Género pornográfico del manga (historieta) y del anime (dibujos animados) japoneses. Se denomina lolicon si predomina la representación de personajes femeninos menores de edad o shotacon si son masculinos.

Sexting: Consiste en el envío de contenidos eróticos o pornográficos por medio de teléfonos móviles o Internet. En un principio comenzó haciendo referencia al envío de SMS de naturaleza sexual, pero ahora ha aumentado los envíos de fotografías y vídeos hasta llegar a realizarse a través de la red.

– Sextorsión: Chantaje a una persona por medio de una imagen de sí misma desnuda que ha compartido a través de Internet o móviles mediante sexting o que le ha sido robada.

Webcam: Pequeña cámara digital conectada a un ordenador que permite la captura de imágenes.

– Webcast: Emisión de vídeo por Internet mediante una webcam.

Hemos elaborado estas definiciones a partir de distintas fuentes, principalmente de Pantallas Amigas (http://www.pantallasamigas.net).

Amanda Ramón Torres (Twitter: @suchadream)

Las depredadoras sexuales

Publicado en

Viendo la mayoría de la información recolectada en los textos sobre Internet grooming (y sobre pedofilia en general) uno podría pensar que solamente los hombres cometen este tipo de atrocidades, pero no es así. Las pedófilas existen, en un número más reducido que el de sus homólogos masculinos, pero están ahí.

Por lo general, las depredadoras sexuales pasan mucho más desapercibidas debido a la capacidad de manipular las acciones, haciendo que algo que podría parecer mucho más sexual en un hombre, se vea como algo inocente. Este tipo de mujeres distorsionan la realidad para satisfacer sus necesidades personales, mitigando el abuso con cualquier excusa (sobre todo redefiniendo sus actividades como actos de amor totalmente consensuado) y explotando el desequilibrio de poder existente entre las relaciones de adultos y niños, ya que todo el mundo confía, instintivamente, en su madre (o en mujeres similares a ella). Las depredadoras suelen ser mucho más manipuladoras emocionalmente que los hombres porque “realmente” se enamoran del niño (o niña): buscan una amistad profunda, una relación, pasando de los abrazos y las caricias a algo mayor. La mayoría de ellas son cuidadoras, madres, niñeras o profesoras, y sus víctimas, los niños a su cuidado.

Lamentablemente, los casos en los que las agresoras son arrestadas son raros. Hay varios motivos para ello: el principal, es que la mayoría de los menores (o los adultos cercanos a ellos) no consideran peligrosa la actitud de estas mujeres y lo ven como actos de cariño típicos del género femenino. Por otro lado, tenemos lo que se conoce como el Síndrome de la Señora Robinson (nombrado así en honor a la película de 1967 llamada “El Graduado”, en la que la señora Robinson, una mujer casada, intenta tener relaciones sexuales con el hijo –de 21 años–de sus vecinos), por el cual el joven no se ve a sí mismo como una víctima, sino como “un afortunado” al tener los afectos de una mujer mayor que él.

En el campo del Internet grooming, las mujeres no llegan al 25% de los depredadores que utilizan la red para conseguir material mediante coacción. No obstante, Internet se ha convertido en una herramienta muy útil para seguir en contacto con sus víctimas, alimentando así la fantasía de su supuesta relación, y, sobre todo, para buscar a menores dispuestos a mantener una relación amorosa con ellas.

Irina González

La Policía Nacional destapa un nuevo caso de grooming en España

Publicado en

El detenido, de 50 años, estuvo durante más de tres años abusando sexualmente de una joven de 12 que había conocido por Internet.

Con un perfil falso, logró contactar con la niña haciéndose pasar por un adolescente de 17 años. Tras varias conversaciones, el depredador, de 50 años, consiguió convencer a la menor de 12 para que se conocieran en persona y la citó en un hotel de Madrid, donde mantuvieron relaciones sexuales. Estuvieron a oscuras en todo momento, ya que no quería que la niña descubriera su verdadera identidad.

Tras varios encuentros, la menor quiso poner fin a la relación. Así comenzó una persecución en la red, en la que el depredador bombardeaba a la joven con cientos de correos amenazantes al día, e incluso llegó a insinuar que la mataría si no volvía a quedar con él. La niña seguía negándose a tener más encuentros con él, por lo que el acosador empezó difundir por Internet a familiares y amigos de la víctima los vídeos que había grabado de sus encuentros sexuales.

Tres años pasaron hasta que la pequeña decidió finalmente denunciar su caso de grooming a la Policía. Los agentes investigaron cientos de correos y las imágenes difundidas por el agresor, pudiendo finalmente identificarlo. El Grupo de Protección al Menor de la Policía Nacional registró el domicilio del sospechoso, donde encontraron una foto de la menor en la mesita de noche y también como fondo de pantalla en su teléfono móvil. Otras imágenes requisadas en el domicilio revelan que podría haber otra menor también víctima de abusos sexuales y de acoso por parte del detenido.

Las pruebas encontradas fueron más que evidentes para poder detener a este depredador, un ingeniero y matemático con nacionalidad española y norteamericana, y acusarlo por abusos sexuales, producción y distribución de pornografía infantil, amenazas, coacciones, descubrimiento y revelación de secretos. En su declaración oficial, la policía ha querido recalcar el daño psicológico que ha causado este hombre en la niña, hasta el punto que ha afectado a su salud y ha tenido que abandonar el colegio donde estudiaba.

Noticias originales:

http://www.ara.cat/societat/Tarragona-pederastia_0_625737547.html

http://www.cadenaser.com/espana/articulo/detenido-abusar-sexualmente-nina-durante-anos/csrcsrpor/20120111csrcsrnac_7/Tes

 

Alexandra R. Cifre

Nuevo informe de UNICEF

Hace unos días, el Centro de Investigación Innocenti (IRC) de UNICEF publicó, en Florencia, el informe Child Safety Online: Global challanges and strategies. En este informe, el IRC presenta las amenazas actuales que existen para la seguridad y los derechos de los niños por lo que se refiere a Internet y otras tecnologías.

Uno de los datos que destaca el director del IRC, Gordon Alexander, es la oportunidad que tenemos delante y debemos utilizar  de que hay muchos chicos/as expertos y conscientes de los riesgos que hay en la Red, y estos deberían ser los que ayudasen a los más pequeños a conocerlos y evitarlos. Así pues, según Alexander, varios estudios muestran que los mismos jóvenes o menores se ven como protectores online de otros chicos, y es en esa capacidad de autoprotección en la que debemos poner un poco más de confianza. 

Grooming

Por lo que se refiere al tema del que nosotros, desde Internet grooming, ¡denúncialo!, intentamos informar, el documento cataloga el abuso sexual infantil y el grooming a menores como uno de los riesgos principales que amenazan a los niños y niñas en la Red, además del ciberbullyng o el ciberacoso. De este modo, según los autores de dicho informe -y tal y como algunos expertos nos han contado ya en el blog- los programas públicos de protección de la infancia no han hecho una integración suficiente de esta problemática online. Así como tampoco desde el sector privado existen unas medidas necesarias para proteger los derechos de los más pequeños ya que las empresas tienen miedo de perder competencias o libertades de empresa.

Por otro lado, el estudio amplia la definición del online grooming poniendo como punto de mira la necesidad de engaño que la actual definición exige. Así pues, se amplía la definición a cualquier persona que intente contactar con un@ menor con intenciones sexuales, aunque lo haga abiertamente -es decir, aunque el predador informe literalmente al menor de sus verdaderas intenciones-. El estudio, también concreta que dichas intenciones son, principalmente, el contacto sexual de forma online, generalmente vía webcam, y que genera material que más tarde es compartido con otros, y que sólo en algunas ocasiones lleva o pretende llevar a un encuentro sexual físico.

El informe también detalla los lugares de Internet en los que normalmente se realizan actos de grooming:

  • salas de chat
  • redes sociales online (como Facebook, Twitter, My Space, Tuenti…)
  • servicios de mensajería instantánea (como Messenger, Google Talk…)
La investigación nos otorga, además, algunos datos muy interesantes referentes a los groomer (entendidos así los predadores o pedófilos). Estos, pueden llegar a tener hasta 200 menores en sus listas de amigos en diferentes fases del proceso de grooming (que puede durar desde unos minutos hasta unos meses), y el estudio también detalla que las víctimas más frecuentes suelen ser chicas adolescentes.
El informe también desmiente algunos de los mitos que existen entorno a los ciberacosadores:
  • No suelen ser extraños sinó cuidadores los que generan y difunden las imágenes de los menores.
  • Los groomers no suelen ser hombres mayores que fingen una edad menor para engañar a los menores con mentiras e identidades falsas obligándolos a entregar sus imágenes sexuales. Son, más bien, procesos de seducción en los que el/la menor acaba accediendo a las pretensiones sexuales como un favor voluntario hacia un amigo virtual. Es decir, aunque en ocasiones los groomers mienten sobre su edad o sexo, suelen encajar por lo general en un caso de relación con consentimiento.

Resumen

De una forma más esquemática, los cuatro objetivos que el documento propone, son:

  1. Empoderar a los niños y promover su resiliencia
  2. Acabar con la impunidad de los abusadores
  3. Reducir la disponibilidad del material nocivo de Internet
  4. Promover la recuperación de los niños que han sido víctimas de abusos y otros daños.

Además, el informe menciona algunos datos al respecto de estos problemas:

  • La cifra de imágenes de abuso a menores en Internet es de varios millones.
  • Los niños que aparecen en ellas es probablemente de decenas de miles.
  • La mayoría de las imágenes representan a niñas preadolescentes (desde menos de 1 año a 10), de raza caucasiana.
  • Se observa una tendencia a la baja en la edad de los/as niños/as que aparecen en las imágenes, y a una mayor violencia y explicitud gráfica.
  • Las imágenes cada vez se concentran menos en determinados webs y están más repartidas en su almacenamiento. En esta línea,cada vez se usa más la compartición P2P.
  • Hay muy pocos datos sobre las consecuencias de la exposición de los menores a formas extremas de pornografía fácilmente disponibles online.
  • Está aumentando la preocupación ante casos de adicción a la pornografía entre menores, así como la reproducción entre chicas menores de los estereotipos femeninos de la pornografía, tanto en lo que respecta a la apariencia como a los comportamientos sexuales.
  • Los jóvenes se sienten a menudo más cómodos compartiendo informaciones íntimas o comportándose de una manera sexualizada online que fuera de la Red.
  • Hay un número significativo de adolescentes que están publicando imágenes suyas en la Red de tono sexual. En ocasiones esto da origen a procesos de sextorsión. En otras, atrae a posibles predadores sexuales.
  • Los chicos dicen conocer en general los peligros de la Red, pero creen que son otros los que corren esos riesgos, más que ellos mismos.
  • Con frecuencia no acuden a sus padres cuando tienen problemas, por lo general porque creen que no entienden ese mundo, porque temen que les quiten su teléfono o el acceso a Internet, por amenazas de algún abusador o por simple vergüenza. En el caso de los adolescentes, habitualmente consideran la intervención paterna o materna una interferencia que choca con la tendencia natural de esa edad a comenzar a separarse de los padres en muchos ámbitos de su vida. Sin embargo, hay numerosas pruebas de que la activa implicación y diálogo de los padres es el factor de protección más fuerte que existe en este terreno.
  • El hecho de que los padres pierdan capacidad de vigilar el uso que sus hijos hacen de la Red por el incremento en la conexión móvil (60% de los menores en Japón, p.ej.) supone un reto que requiere modificar las políticas de prevención.
  • A quien acuden en primer lugar los niños con problemas en la Red es a otros niños. Por tanto el informe sugiere apoyar a los niños en esta misión.

(Datos extraidos del Informe Child Safety Online: Global challanges and strategies de UNICEF, y del blog de Pantallas Amigas)

Melian Sanz Porto (en  Twitter: @MelianSP)

Penas sobre el ‘grooming’

El Internet grooming puede ser considerado como un delito englobado dentro del exhibicionismo, la difusión y la corrupción de menores o incapaces (entendiendo como incapaz a aquella persona que no puede realizar actos civiles o que carece de aptitud legal para determinadas acciones), tal y como explica el Instituto Nacional de Tecnologías de la Comunicación (Inteco). Estos delitos están registrados en los artículos 185, 186 y 189 del Código Penal español.

Para que se produzca un caso de exhibicionismo, según indica el Inteco, debe darse la exhibición obscena y de carácter sexual ante menores de edad o incapaces. Este hecho está castigado con una pena de prisión que puede ir desde seis meses hasta un año o con una multa que deberá ser pagada entre 12 y 24 meses en función de la infracción, según afirma el Código Penal.

Por otra parte, respecto a la difusión de contenidos pornográficos se deben dar tres elementos: que dicho contenido se venda o difunda a través de un medio directo, que los destinatarios sean menores o incapaces, y que sean materiales idóneos para producir daños psicológicos. Este delito implica el mismo castigo que el citado anteriormente.

Finalmente, la corrupción de menores implica diversos casos de situaciones de ámbito sexual que pueden llegar a suponer penas de cinco a nueve años de cárcel, dependiendo de la actuación.

Se debe entender que la exhibición no tiene porqué ser presencial, sino que esta se puede llevar a cabo a través de medios electrónicos; por ello, exhibirse a través de webcam o chat privado y mantener conversaciones de índole sexual pueden ser constitutivas de delito, siempre que estas puedan ser dañinas para el menor.

El Instituto Nacional de Tecnologías de la Comunicación recomienda en caso de encontrarse frente a una situación de grooming:

  • Intentar mantener la seguridad del menor.

  • Solicitar al prestador de servicios de Internet o a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado que dichos contenidos sean retirados.

  • Denunciar los hechos ante las autoridades pertinentes para que puedan investigar el caso.

Laura Gómez

La UE y los grandes de Internet se involucran en la protección de los menores en la red

La Comisión Europea lidera una coalición con las empresas más importantes de Internet —entre las cuales se incluyen Google, Facebook y Apple—, para mejorar la protección de los menores en la red, según una información ofrecida por RTVE.

Veintiocho empresas trabajarán conjuntamente para desarrollar un sistema de clasificación de los contenidos por edades, que será incorporado a finales de 2012; de este modo consegruirán reforzar la configuración de la privacidad. Otras medidas que propone la UE son, por un lado, aumentar el control paternal y, por otro, mejorar la cooperación entre la policía y las autoridades de Internet para eliminar de la red el material que muestra abusos sexuales.

Los países de la Unión Europea pretenden poner en marcha campañas de sensibilización entre los padres y los profesionales que trabajen con niños para mejorar su conocimiento sobre los riesgos que existen en Internet para los menores. Según el informe de la Comisión Europea del pasado mes de junio, 14 sitios de redes sociales, como Facebook, no protege adecuadamente los datos y los perfiles de los menores.

Hoy en día, el 40% de los niños europeos de entre 9 y 12 años y el 75% de los adolescentes de entre 13 y 16 años tienen perfiles en alguna red social, según la agencia de información EFE. De acuerdo con los datos obtenidos en el estudio Kids Online, un informe coordinado y gestionado por la Comisión Europea, la mayoría de niños encuestados accedieron a internet por primera vez con siete años. La Comisión alerta de los riesgos que pueden correr los menores por no disponer de las capacidades necesarias para sortear los peligros que esconde Internet.

Rut Turch 

A %d blogueros les gusta esto: